7 de octubre de 2016

Dungeon: Partida de caza. Historia de La Garra 2

Los meses blancos terminan y empieza los meses verdes en la región de La Garra. Vanysh, Mael, Efrenth y Draknos, acaban de obtener el título de guardia-cazador de la ciudad de Havbukt y como parte de ella, parten hacia su primera partida de caza. Son casi veinte cazadores los que salen en busca de comida para aprovisionar la ciudad, no hay nada que temer, es una actividad rutinaria y con tantos cazadores los orcos y trasgos de la región no se atreven a atacar.

Los cuatro, junto con Dado, el fiel zorro de Draknos, charlan tranquilamente, cuando un temblor les saca de su relajación... ¡un desprendimiento de los desfiladeros!. Apenas tienen tiempo de esquivarlo, los cuatro se levantan y comprueban que ninguno ha sido herido, pero el camino está cortado y ellos, aislados del resto del grupo. Miran hacia el único camino que les queda, un desfiladero entre paredes casi verticales de roca, esculpido por los glaciares.

Mapas rol Historia de la Garra 2: Partida de caza

Y así empezaron la campaña nuestros héroes. Entre los desfiladeros de La Garra.

El grupo avanzó por ellos, hasta que se enfrentaron a su primer combate. Desde arriba, un grupo de goblins les empezaron a disparar con sus hondas. Vanysh y Mael, impotentes miran desde abajo sin mucha opción, no tenían ningún arma a distancia. Pero tanto Efrenth con su arco, como Draknos con sus jabalinas empiezan a hacer caer a los piel verde. Cuando estos se repliegan, Draknos no se contenta con la huida de los goblins, escala la pared de roca y desde arriba se enfrenta a cuatro de ellos con su lanza. 

Tras el primer bautismo de fuego el grupo sigue por el camino del sur. Draknos se adelanta en sigilo y descubre un campamento trasgo. El grupo discute que hacer, ¿emboscada, usan el sigilo? no, al final piensan, son solo unos goblin y entran a masacrarlos sin piedad. Vanysh hace el movimiento barrida con su espada mandoble, matando a varios goblins a la vez, mientras que Draknos carga contra ellos con su lanza. Mael con sus dos espadas cortas entra en la batalla, pero rapidamente se retira al verse herido. Una veintena de goblins después, a pesar de las heridas, el grupo decide continuar por el camino del este.

Allí al final encuentran una cueva y deciden explorarla. Vanysh, el único que no tiene infravisión al ser humano, tira una antorcha en su interior, despertando a los murciélagos vampiros del interior que les atacan. Tras el breve combate, Vanysh va a recoger la antorcha... ¡y le ataca una serpiente de roca! A pesar de necesitar un 12 en 1d12 para impactar, la serpiente lo consigue y Vanysh, herido también por los anteriores combates, cae incosciente. Mael se lanza a por la serpiente, pero ni llega a atacar, una flecha de Efrenth erra su objetivo y se clava en la espalda de Mael, que cae muerto. Ya sin Vanysh ni Mael, Draknos y Efrenth no tienen problemas en abatir a la serpiente y coger el botín.


Llevando a Vanysh incosciente y el cadaver de Mael, deciden volver por el anterior camino y descansar en el campamento goblin.  Parece no importarles la montaña de cadáveres que han dejado y que atraen a los lobos por la noche. Afortunadamente, los lobos se sacian con los cadáveres y no perturban el sueño de Efrenth ni Draknos.

Ya recuperados, y tras comer asquerosa comida goblin, lo que queda del grupo continua. Se dirigen al sur, donde se encuentran a una manada de lobos y un lobo de invierno. Efrenth desde la distancia ataca con su arco, mientras Draknos se situa delante de él, en posición defensiva esperando el ataque de los lobos supervivientes a las flechas. Son pocos los que llegan.

Los lobos se estaban alimentando de un orco muerto, al verlo más de cerca Dado gruñe y le arranca una pequeña bolsa que entrega a Draknos. Es una carta en orco. Un poco más adelante al sur, el valle se abre y siguen el sendero hasta Havbukt, su ciudad.

Y esta fue la primera mazmorra de la campaña y ya sucumbió la mitad del grupo... afortunadamente en mi juego de rol existen las pociones de resurrección. 

Un saludo y si os ha gustado comentar!

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada